fbpx

Personas emocionalmente indispuestas a tener una relación

¿Te ha pasado? ¿Sales con una persona por más de tres meses y resulta que no se anima a dar el siguiente paso y cuando quieres hablar sobre el tema te saca evasivas o te menciona que se siente presionado al hablar de eso? Muy probablemente te encuentres con una persona emocionalmente indispuesta a tener una relación. 

Si, como lo lees. Existen personas que no están dispuestas a tener una relación por más que salgan con alguien o que prometan situaciones a futuro o que sean detallistas en extremo. 

¿Por qué pasa esto? Pues muy fácil, cada persona busca algo al iniciar un contacto con otra persona. Para algunos puede ser una relación, para otros la necesidad de tener contacto, para otros una relación sexual, o compañía o estatus o qué se yo. Lo que si te puedo asegurar es que todos buscamos algo en la otra persona y que no siempre es lo mismo. 

5 meses saliendo y no me decía nada sobre iniciar una relación. Hacíamos todas las cosas que hacen los novios con la diferencia que nosotros no teníamos el título. No me trataba mal, siempre fue respetuoso conmigo, pero nunca me presentaba con sus amigos, nunca conocí a sus padres, nunca pude ir a un juego de fútbol de él porque me decía que luego me invitaba, pero ese luego nunca existió. Yo pensé que quién estaba mal era yo, que algo en mi no le atraía o que debería de hacer esto o aquello. Al final, en terapia me di cuenta de que no era yo , sino él que no estaba interesado en tener un compromiso. Lo entendí, lo asumí y me fui de ahí.
Andrea
25 años

El problema de esto es que pensamos que la culpa es de nosotros, que algo nos falta, que algo estamos haciendo mal, que debemos entregar más o que debemos entregar menos. Empezamos a preguntarle a medio mundo qué es lo que falta y cada quien da su versión lo que hace que en lugar de sentirnos tranquilos con lo que está pasando, llegamos a niveles de desesperación por no saber qué hacer para ser elegidos. 

Lo que no sabemos es que el problema no está en uno, sino en que la otra persona no está interesada en generar algo que se llama COMPROMISO. 

 

Características de una persona emocionalmente indispuesta para una relación: 

  • Ya está en una relación (casado, acaba de terminar una relación, se sigue comunicando con su ex, aún no deja de vivir con su ex, tiene hijos pequeños que dependen de él/ella, relación intima con drogas o alcohol  etc.)
  • Tiene una relación estrecha con el trabajo o el estudio, los cuales los pone como prioridad incluso que su propio descanso o salud.
  • Se muestra difuso en los temas de compromiso y prefiere no hablar de ello. 
  •  Son aduladores por excelencia, generan detalles espectaculares sin motivo razonable para hacerlo. Buscan que cada acto bueno sea reforzado por la otra persona.
  • Coquetos(as) por naturaleza. No les importará filtrear con alguien más aunque tú te encuentres ahí.
 
¿Por qué le pasa esto? Las razones son muy diversas, tal vez tuvo una mala experiencia de relación por parte de sus padres, o en sí mismo vivió algo traumático con referencia a un compromiso. El hecho es que no quiere, no le interesa y no estpa en disposición de arreglarlo, porque si así fuera, ya lo hubiera hecho. 

¿Qué se hace en estos casos?

¡Huye! Corre con todas tus fuerzas porque eso de que el amor lo cambia todo no se aplica aquí, precisamente porque la otra persona no desea introducirse en el mundo del compromiso. Si, le encanta estar contigo, platicar contigo, tener “cosas” contigo, pero no se va a quedar. Digamos que darle tiempo a esa relación es dar vueltas en el mismo lugar por meses o años sin llegar a nada.

¿Cómo lo sé? Simple, cuando alguien no quiere algo, no lo quiere y ya. Si tú te mantienes ahí pidiendo una oportunidad, generando posibles soluciones, fijando fechas para hablar del tema, la otra persona más se va a alejar y menos le va a interesar llegar a un compromiso contigo. Y no es que me esté poniendo del lado de la persona emocionalmente indispuesta, sino que no quiero que después de 5 años de lucha constante te des por vencido(a) y te des cuenta de que perdiste tiempo con alguien que nunca cambio de parecer. 

Te mereces una persona que busque lo mismo que tú, pero sobre todo, alguien que esté en el mismo canal, con quien puedas vivir cada una de las etapas del enamoramiento, desilusión, compromiso, crecimiento y consumación del amor. No todas las personas que se presentan en la estación del tren desean subirse y, bien importante, no todas las que se suben, llegan hasta el final.

Valora lo que eres, valora tu tiempo y valora tus emociones.